- Fábricas y proveedores:


En Esperanto Jewelry estamos comprometidos con la fabricación española. Por eso producimos cada una de las piezas de nuestras colecciones en un precioso pueblo de Badajoz que está al lado de nuestra casa y que nos permite cuidar toda la cadena de producción y visitar y aprender de nuestros expertos joyeros con más de 25 años de experiencia. 


Además de apoyar el desarrollo local y rural, esto supone que todos los trabajadores y trabajadoras de esta fábrica lo hacen en condiciones de trabajo justas y legales, con salarios dignos. 


Nuestras piedras y diamantes llegan a esta fábrica desde Córdoba, con certificado de autenticidad, pureza, legalidad y origen.


Nuestro packaging está libre de plástico y lo hemos conseguido comprándolo íntegramente en España: las cajas vienen de Zaragoza y las bolsas de Catarroja, Valencia.


Y nuestro adorado Marco es el mejor profesional de la papelería que hemos conocido nunca, él se encarga de las etiquetas y tarjetas en otro pequeño pueblo de Badajoz: Guadiana.


- Impuestos:


Hacemos nuestras joyas en España y pagamos los impuestos también en nuestro país. Podría parecer evidente, pero sabemos que no lo es.


Como marca podemos conseguir algunas pequeñas cosas pero contribuyendo con nuestros impuestos podemos cambiar la sociedad en la que vivimos.


Por eso nos unimos a la Fundación Knowsters, que trabaja para promover un consumo transformador a través del "consumo informado".

 

Con tu compra en Esperanto Jewelry contribuyes directamente a todo lo anterior. Como consumidor o consumidora albergas un enorme poder: el de la elección.

¡Gracias por elegirnos!